Hace unos años estuve de viaje en Polonia en invierno, con lo que esto acarrea y tenia que buscarme cosas que hacer… Como tras un viaje, al regreso todo el mundo espera un regalo en la que primero pensé fue en mi madre y en su afición por los BÚHOS! Eh ahí el por que de esta talla…

Utilizando una sierra de disco para quitar los trozos grandes y una “dremel” para el que no sepa lo que es enlace. Fui devastando un trozo de madera en bruto sacada de un montón de troncos de la zona para leña que… he de admitir que nos mantuvieron todo el invierno calentitos en casa… hasta que termine en poco menos de una semana a razón de un par de horas por día el regalo que a mi llegada daría a mi madre.

Mas o menos esbozado ya podía empezar a imaginar como seria terminado…

Recogí del montón una rama que me gusto, la que seria después el soporte del búho.

Unas patitas… lo que mas me costo casi por su tamaño, de la foto de la derecha, del taco salio la pata…

Con un clavito sujetándolas al tronco no hizo falta pegarlas ni nada :).

Ya estaba casi terminado solo faltaba lijarlo para dejarlo perfecto y listo!

No se aprecia el detalle de las uñas pero están ahí, la cola se ve mejor…

Esta es la ultima foto que he sacado de él y aunque ya tiene unos años sigue manteniendo el equilibrio en la rama sin quitarnos el ojo de encima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>